Son muchos los productos que se obtienen del suero de leche, el subproducto de la fabricación del queso. En Valimex podemos ofrecer cualquiera de estos productos, así como asesoramiento técnico en su uso.

Entre estos productos se encuentra el propio lactosuero dulce en polvo, los concentrados de proteína de suero WPC 35 y WPC 80 (también WPC 80 instant), proteína aislada de suero al 90% (WPI 90), mezclas a cualquier concentración, lactosa (el azúcar de la leche), sueros desmineralizados, permeatos de suero, permeatos desmineralizados, y casi cualquier combinación de todos estos. Además, los podemos ofrecer de vaca, oveja, cabra y mezcla de éstos, en versión convencional y orgánica.

El suero de leche es el subproducto de la fabricación del queso, digamos que es la parte de la leche que no forma parte del queso. En el proceso de producción del queso, la caseína de la leche cuaja junto con otros productos y en la sinéresis, la otra proteína, la lactoalbúmina, es “expulsada” junto con otros productos y agua. El extracto seco del suero (que es como se suele comercializar), está compuesto por un 10-12% de proteína (lactoalbúmina), 70% de lactosa, algo de grasa y minerales. Hace mucho tiempo su único destino posible era la alimentación del ganado y la fabricación del requesón. En algunos lugares fue un auténtico problema de gestión como residuo, pues es un producto con una alta carga que no se puede verter sin depurar, o pagar un alto canon por no hacerlo. Hoy en día es un producto muy valorado y de múltiples aplicaciones en alimentación y nutrición, tanto humana como animal (aquí además se utiliza suero deslactosado).