Nata en polvo, un ingrediente singular

En el mercado de los lácteos en polvo, existe un sinfín de productos diferentes, que satisfacen las necesidades de los diferentes fabricantes. Dentro de éstos, uno de los más complejos es la nata en polvo, en especial por lo difícil que es la gestión de altas cantidades de grasa. Los productos en polvo permiten en general una vida útil mayor que sus homólogos líquidos, pues al disminuir la cantidad de agua limitan el crecimiento de los microorganismos; la contrapartida es que el oxígeno en contacto con estos productos puede provocar un enranciamiento de las grasas (descomposición de las grasas y pérdida del buen sabor y aroma). En Valimex se comercializan natas en polvo de hasta el 75% de materia grasa, estabilizadas mediante sus procesos productivos y mediante la formulación de sus componentes.

La nata en polvo o crema láctea en polvo es uno de los productos descritos según las normas del Codex Alimentarius “Leche y Productos Lácteos” publicadas por la OMS (Organización Mundial De La Salud) y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Los usos de la nata en polvo son muy diversos, pues es utilizada tanto en la fabricación de helados, como en la de alimentos precocinados, en la elaboración de salsas, etc. En cocina proporciona unas ventajas técnicas que pocos otros ingredientes pueden ofrecer: grasa en estado sólido (polvo), de origen butírico (lácteo), fácil de manipular y con una vida útil bastante prolongada en condiciones de ambiente.